Turismo de proximidad: pasando de la resignación a la oportunidad

A medida que se van acercando los largos períodos vacionales y en especial en nuestro caso Semana Santa y Verano (sobre todo este último), nuestro cerebro empieza a entrar en una especie de ebullición en el que nos permitimos soñar con infinidad de destinos, para pasar a continuación a tartar de encajar, aquellos que te gustaría priorizar, en tu presupuesto anual para viajes y ocio en familia.

Para los que somos roadtrippers, hasta no hace mucho, nuestras mayores «preocupaciones» pasaban por encontrar buenos alojamientos tanto para cuando estábamos en tránsito hasta que llegamos a nuestro destino, como para nuestros cambios de «campamento base» en «campamento base». Alojamientos donde a ser posible las tres B de bueno, bonito y barato fuese compatibles con alojarse con mascota sin perder la B de barato en concepto de complementos adicionales.

Pues bien, este año, esa preocupación ha pasado ya no a otro nivel, sino que más bien ha pasado a otra dimensión, porque el verdadero drama de los roadtrippers este año es como era de esperar, el precio de los combustibles. Y es que cuando te das cuenta de que en un viaje de apenas 300 kilómetros, te has dejado en gasóleo 40 euros y que a eso no te olvides de sumarle el precio de los peajes, mientras escapas del calor tórrido para estar en el destino apenas otro par de horas, en serio que la preocupación pasa a «modo drama».

Mi objetivo para este verano era poder subir hasta la Bretaña Francesa y La Región del Loira y hacer un roadtrip de unos 12 días aproximadamente, pero aunque los alojamientos en esa zona están francamente bien (yo creo que mucho mejor que los precios del año pasado), ha sido coger una hoja de cálculo para ponernos a calcular el presupuesto del viaje y como digo ha sido un querer y no poder. Y sí, me he frustrado, mucho, mucho, hasta el punto de echarme a llorar ante la sugerencia del jefe de esta tribu de «Hagamos turismo de proximidad», lo que supone en nuestro caso movernos por Galicia y por el norte de Portugal. Pero es que, cuando buscas profesionalizar tu blog de viajes para de esa manera incrementar tus ingresos, a través de un crecimiento orgánico de tu comunidad y de monetizar, en una ámbito tan saturado como son los viajes, es fácil frustrarse al pensar en lo que tú puedes aportar a otras personas , publicando contenidos modestos en cuanto a destinos se trata, en parte por la mala costumbre que tenemos de boicotearnos a nosotros mismos al compararnos con otros blogs de viaje que hacen un trabajo excepcional y que para mi son referentes tanto como creadora de contenidos como amante de los viajes que soy.

El jefe de la tribu vuelve a la carga y se reafirma: «Hagamos cosas por aquí y por el norte de Portugal y aprovechas para actualizar y llenar de contenido el blog» y entonces pienso en que al igual que nos pasa a nosotros, muchas familias se pueden encontrar en una situación similar o incluso mas desfavorable, por lo que muchas de ellas buscarán también planes de proximidad o tal vez, sin salir de España decidirán, por qué no, venir a Galicia. y que desde esta tribu podemos ayudarles, darles ideas y proponerles opciones sobre qué hacer en cualquiera de las cuatro provincias Gallegas, cada una de ellas tan distintas, tan diversas, tan llenas de lugares únicos, dispuestos a enamorar a cualquiera que los visite, con un abanico de posibilidades inmenso.

Así que, pese a que la frustración no se disipa porque soy una soñadora nata, hago el trabajo de poner los pies en el suelo, me mentalizo de que a partir de ahora habrá que crear una segunda hucha viajera para nuestras «grandes incursiones» y me establezco un objetivo basado en la oportunidad que se me pone delante: crear este verano contenido de valor para todas estas familias que por una razón u otra quedan en Galicia o deciden conocerla o visitarla.

Así que ahora os lanzo estas preguntas: ¿Nos seguiréis en este periplo veraniego? ¿Qué os gustaría que os contásemos? ¿Hay algún lugar, ruta, roatrip por Galicia y/o norte de Portugal para los que os gustaría que creásemos contenido? Vosotros pedid, que en esta ocasión, desde esta tribu nos saltaremos a la torera el refrán de «contra el vicio de pedir está la virtud de no dar» y nos esforzaremos por daros aquello que necesitéis, siempre desde nuestra experiencia previa para poder contrastar.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.